Los abogados especialistas, en juicios laborales han venido ofreciendo como prueba las cuentas individuales establecidas en el sistema informático del IMSS con la finalidad de comprobar la relación laboral y de esto se desprende que las primeras controversias surjan en el año 2006.

 

En estos últimos años las leyes, los procedimientos y las estrategias de defensa que utilizan los patrones en materia laboral han sido sujetos a cambios. No es nuevo mencionar que en el momento en que un trabajador demanda laboralmente a su patrón, éste utiliza principalmente dos estrategias de defensa:

 

1.- Negar lisa y llanamente la relación laboral refiriéndonos con esto al desconocimiento absoluto de la relación laboral con la finalidad de que la carga probatoria sea del trabajador, y

2.- Negar el despido y ofrecer el empleo, utilizada generalmente cuando el patrón no cuenta con los medios probatorios suficientes para justificar la causal de rescisión.

 

Analizando dichas estrategias nos damos cuenta que el negar lisa y llanamente el despido es una práctica sumamente recurrente pero cada día se vuelve más complicada y poco recomendable, debido a que existen diversos medios probatorios para comprobar una relación laboral como son los contratos de trabajo, recibos de nómina, algún documento que le otorgue el patrón a su trabajador reconociendo sus labores, correos electrónicos en los que se muestre algún elemento de supra- subordinación y cualquier otro medio probatorio que no sea contrario a la moral y al derecho.

 

El pasado 31 de octubre del 2014 se publicó la Jurisprudencia con número registro 2007807 del Pleno de la Suprema Corte relativa al valor probatorio que se le da a las consultas de cuentas individuales de los trabajadores contenidas en la base de datos “SINDO” (Sistema Integral de Derechos y Obligaciones)  del IMSS para probar en juicio la relación laboral y  el salario que percibía dicho trabajador, siempre y cuando estén certificadas por algún Subdelegado de dicha Institución.

 

 Pero, ¿Será este medio probatorio realmente novedoso?  Anteriormente, los abogados postulantes de la materia laboral utilizaban distintos medios para perfeccionar algunos tipos de pruebas, y el aspecto de la base de datos del IMSS no era la excepción. En un principio esta prueba se ofrecía como una inspección a fin de que la autoridad  tuviera conocimiento de lo contenido en el “SINDO” e hiciera una descripción de dicha información, pero en el 2012 los Tribunales Colegiados de Circuito mencionaron que dicha Inspección no era suficiente y que había que complementarla con una Pericial en Informática Jurídica Documentaria, ya que el perito es quien cuenta con los conocimientos técnicos apropiados para asegurar que la consulta se hizo correctamente.

 

Como lo hemos observado, la base de datos contenida en el “SINDO” ha sido una prueba utilizada desde hace tiempo pero que en ocasiones los abogados postulantes defensores del trabajador no la utilizaban por desconocimiento o por la complejidad para probarla. Lo realmente novedoso es la simplificación para la probanza de la relación laboral a través de dicha situación, ya que ahora con una simple consulta de cuenta individual del trabajador certificada por el Subdelegado del IMSS es prueba plena.

 

Por otra parte la jurisprudencia menciona que el salario establecido en dicha cuenta individual también tiene valor probatorio, lo que parece un retroceso, debido a que a través de los años se había logrado establecer las diferencias entre el salario diario integrado (SDI) utilizado en materia laboral  y el salario base de cotización (SBC) para cuestiones del IMSS, por lo que debemos precisar que no son los mismos conceptos los que los integran.

 

Por lo anterior descrito, se recomienda que en caso de un conflicto entre el patrón y el trabajador, ambos  procuren solucionarlo en la etapa Conciliatoria antes de llegar al juicio, disminuyendo con esto,  los costos económicos y el desgaste psicológico que implica un litigio. Y en caso de que no exista un acuerdo,  se asesoren adecuadamente con expertos en la materia puesto que de ser mal encauzados, podrían tener como consecuencia hasta la puesta en peligro del patrimonio de la empresa.

 

Debemos considerar que los certificados individuales contenidos en una base de datos informática, son susceptibles de modificaciones, ya sea de manera voluntaria por parte del personal autorizado del IMSS o a través de violaciones de personas con conocimientos informáticos ajenas al Instituto, por lo que sería importante que se continuará protegiendo su base de datos como hasta ahora a fin de seguir otorgando seguridad jurídica tanto a los patrones como a los trabajadores de lo contenido en ella; y que esta información no sea susceptible de violación, trayendo como consecuencia una afectación en el patrimonio de alguna de las partes.

 

Por:

Lic. Carlos Hernández,

Consultor en Seguridad Social y Licenciado en Derecho

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *